El vino es la bebida que se toma de manera más estable a lo largo de la semana

Según la última Encuesta Nacional de Salud, sólo un 43% de los consumidores habituales en España concentran su consumo en el fin de semana

El vino es la bebida con contenido alcohólico que presenta un consumo más homogéneo durante la semana entre sus consumidores habituales, según las conclusiones de la última Encuesta Nacional de Salud 2011-2012, analizada por el Observatorio Español del Mercado del Vino, en las que también se observa que, por detrás de la cerveza, el vino es la segunda bebida alcohólica más consumida en España, a pesar del descenso de consumo que ha experimentado en los últimos años. Según los resultados de la encuesta -cuya consulta sobre esta temática se realizó a más de 21.000 personas mayores de 15 años-, 9,2 millones de encuestados aseguran haber consumido vino al menos una vez al mes, frente a 11,8 millones de personas que declaran tomar cerveza, 4,8 millones que aseguran tomar combinados, 768.000 que toman licores dulces y 464.000 que consumen aperitivos con alcohol, como el vermut y otros. En lo que se refiere a las tendencias de consumo a lo largo de la semana, el vino es la bebida que se consume de una forma más estable, tal y como lo aseguran un 53% de los consumidores habituales, mientras que un 43% lo concentran exclusivamente en el fin de semana. En el caso de la cerveza, sólo un 39% de los consumidores encuestados la toman indistintamente entre lunes y domingo, mientras que el 58,2%  lo hace sólo durante el fin de semana. Si observamos el consumo por franjas de edad, los principalesconsumidores de vino tienen entre 35 y 64 años, ya que un 59% del total de los encuestados que aseguran tomar esta bebida se sitúan en estas edades, frente al 31% que tienen más de 64 años. Sólo un 0,2 de los encuestados entre 15 y 34 años afirman consumir vino. Según los últimos datos facilitados por la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV), en España se consumen 21,3 litros de vino por habitante al año, lo que lo coloca en el puesto 16º del ranking mundial de consumo de vino, a pesar de ser el país con mayor superficie de viñedo del mundo y uno de los tres principales países productores junto aFrancia e Italia.

Una copa de vino al día en Francia

En el caso de Francia, el panorama es bien distinto. El consumo per cápita se sitúa en 44,6 litros por persona al año, lo que representa aproximadamente una copa de vino al día de unos 12cl. A pesar de ser alta, la cifra está lejos de los 100 litros que se consumían en 1960. No obstante, las previsiones de los expertos hablan de que esta tendencia podría cambiar en los próximos cinco años debido a que la población en edad de beber vino aumentará en 1,3 millones en ese período.