El vino aumenta el deseo sexual femenino

Un estudio realizado por la Universidad de Florencia, Italia, ha revelado que el consumo moderado de vino tinto puede aumentar el deseo sexual femenino. Una de las teorías del equipo de médicos, es que los componentes químicos del vino tinto pueden aumentar las funciones sexuales al aumentar el flujo sanguíneo hacia áreas “clave” del cuerpo.

jupiterimages

7 photos

Previous
Next
Por Gabriela Casavantes, Esmas.com
Antes de elegir entre un vino tinto, blanco, espumoso o dulce, debes tener en cuenta los alimentos que acompañarás y los gustos de quienes se sentarán a la mesa.
(Note: Please disable your pop-up blocker)
Cómo elegir un buen vino
Por Gabriela Casavantes, Esmas.com
Antes de elegir entre un vino tinto, blanco, espumoso o dulce, debes tener en cuenta los alimentos que acompañarás y los gustos de quienes se sentarán a la mesa.
jupiterimages

Cómo elegir un buen vino

Por Gabriela Casavantes, Esmas.com
Antes de elegir entre un vino tinto, blanco, espumoso o dulce, debes tener en cuenta los alimentos que acompañarás y los gustos de quienes se sentarán a la mesa.

jupiterimages

Botanas
Para el jamón, los quesos, las aceitunas, etcétera, son un excelente complemento los vinos rosados, los tintos y los amontillados como el Jerez y el Manzanilla.

 

Pastas
Los que mejor les quedan son los vinos rosados, los blancos jóvenes, aromáticos y frutales, con crianza, como un Macabeo, Sauvignon Blanc o un Verdejo, o también los tintos jóvenes o de crianza en barrica.

 

Carnes rojas
Un vino tinto bien elaborado, robusto, potente y con concentración, crianza o reserva de Rioja, Ribera del Duero, Priorato, Somontano, Penedès. Para una carne al horno o condimentada, un vino tinto con crianza en barrica prolongada, Tempranillo, Garnacha o Cabernet.

 

Aves
Puedes acompañarlas con diferentes tipos de vino, uno tinto no demasiado robusto pero con suficiente cuerpo y aroma frutal, es decir, un Tempranillo, Semicrianza, reserva de Cabernet Sauvignon o Merlot. También puedes elegir un vino blanco joven, con frescura, cuerpo, aromas cítricos y adecuada acidez, no fermentado en barrica, como un Chardonnay.

 

Pescados
No es indispensable un vino blanco, también queda muy bien uno tinto o uno rosado. Para los pescados de sabor fuerte, uno blanco fermentado en barrica como un Sauvignon Blanc o un Chardonnay.
Mariscos
El que mejor los complementa es un vino blanco joven como Albariño, Verdejo o Godello.

 

Postres
Los pasteles, dulces y postres se acompañan muy bien con los vinos blancos ligeros, como los Moscatos o Málaga, que son extraordinarios para disfrutar lo dulce.

 

El estudio revisó los testimonios de 798 mujeres italianas de entre 18 y 50 años en la región de Chianti, en la Toscana. Se clasificó a las mujeres en tres grupos, según su consumo diario habitual de vino: las que consumían entre una y dos copas de vino, las que bebían menos de una copa diaria y las abstemias. Si se preguntan por qué no se tomó en cuenta a las mujeres que bebían más de dos copas al día, la razón fue que los científicos quisieron descartar la posibilidad de ebriedad.

Las mujeres respondieron un cuestionario con preguntas orientadas a medir su “índice de funciones sexuales femeninas”. De acuerdo con las respuestas, el grupo que presentó los mayores índices de deseo fueron las mujeres que tomaban entre una y dos copas diarias.

Un resultado que sorprendió a los investigadores, fue que aunque la edad suele relacionarse con la pérdida de libido, las bebedoras de vino eran, en promedio, de mayor edad que los otros dos grupos. Los resultados del estudio se publicaron en la Revista de Medicina Sexual.

Mmmh… ¡A beber se ha dicho!

intimos.com