Las propiedades sanadoras del vino

Siempre se habla de las propiedades del vino para enfrentar enfermedades. Los estudios confirman su importancia en la dieta.

Las propiedades sanadoras del vino
Las propiedades sanadoras del vino
Todos sabemos que el exceso en el consumo de alcohol es perjudicial para la salud. Puede causar, entre otras, enfermedades hepáticas, tumorales, neurológicas, cardiovasculares, incluso hereditarias. Sin embargo, también se sabe que el vino tiene propiedades saludables y que su consumo moderado aporta beneficios a la salud.

Entre los componentes del vino existen unas sustancias de propiedades antioxidantes: los polifenoles. Son unas moléculas presentes en la uva, a las que se atribuye una acción protectora frente a algunas enfermedades. Existen varias clases de polifenoles, los más conocidos son los flavonoides y los estilbenos.

Vinito sanador

Los diferentes estudios que se han ido realizando en los últimos años han puesto en evidencia el efecto beneficioso del consumo moderado de vino tinto.

Los flavonoides presentes en el vino tinto, por sus propiedades antioxidantes, ejercen un efecto protector contra las enfermedades cardiovasculares. Y el resveratrol tiene un efecto tumoricida; es decir, es capaz de inhibir el crecimiento de células tumorales.

Se ha descrito esta actividad en tumores de mama, próstata y leucemias. Un estudio reciente mostró el papel protector del consumo de uno o dos vasos de vino tinto al día frente al cáncer de pulmón en fumadores.

El riesgo de toxicidad sobre la piel parece ser mucho menor, según un trabajo reciente, en pacientes con cáncer que se someten a tratamiento de radioterapia si consumen un solo vaso de vino al día.

Condiciones benéficas

Recientemente se describieron efectos beneficiosos de los polifenoles sobre la osteoporosis, las cataratas y la caries dental. Pero también hay que aclarar que los efectos descritos se registran con vino tinto y consumo moderado -uno o dos vasos al día-. Se considera que 40 gramos de alcohol al día (1/2 litro) para el hombre y 20 gramos (1/4 litro) para la mujer son cantidades que el organismo puede metabolizar. No obstante, el nivel de toxicidad para el alcohol depende de distintos factores como la edad, la complexión corporal y el estado de salud. Dado que el vino no solo tiene sustancias beneficiosas, no es saludable tomar más de dos vasos al día.